¿Es fácil instalar una puerta antiokupa? ¿Es rápido?

Alquiler de puertas antiokupas 1,75€/día + IVA
Alquiler de puertas antiokupas 1,75€/día + IVA
Vaya al Contenido

¿Es fácil instalar una puerta antiokupa? ¿Es rápido?

Puertas Antiokupas - MSA Puertas de Seguridad
¿Es fácil instalar una puerta antiokupa? ¿Es rápido?
El fenómeno okupa se refiere a la ocupación ilegal de una propiedad privada o pública por parte de personas que no tienen derecho legal a estar allí. A veces, los okupas pueden argumentar que su ocupación es una forma de protesta contra la falta de vivienda asequible y la especulación inmobiliaria.
En general, el fenómeno okupa se considera ilegal en la mayoría de los países, ya que viola el derecho a la propiedad privada y puede causar problemas de seguridad y salud pública. En dichos países, entre ellos España, existen leyes para regular el problema de la okupación, puesto que en los últimos años no ha parado de crecer y se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los propietarios.
El fenómeno okupa ha sido objeto de controversia y debate en todo el mundo. Los defensores concluyen que la ocupación ilegal de propiedades vacías es una forma legítima de protesta contra la especulación inmobiliaria y la falta de vivienda asequible. Pero, por otro lado, los más críticos afirman que la ocupación ilegal de propiedades viola el derecho a la propiedad privada y puede causar problemas de seguridad y salud pública.
En MSA Puertas de Seguridad sabemos cómo protegerte de los okupas, fabricamos puertas antiokupas a medida que ofrecen la mejor resistencia a los intentos más sofisticados de apertura. Y si no quieres hacen una gran inversión al comprar una puerta antiokupa, ponemos a tu disposición nuestro servicio de alquiler de puertas antiokupas en Barcelona. Por solo 1,75 € al día lograrás estar tranquilo sabiendo que tu vivienda está protegida con la mejor puerta de seguridad del mercado.
¡No esperes más para proteger tu vivienda!
¿Cómo se puede evitar que los okupas entren en una vivienda?
Antes, la solución que se daba al problema de la ocupación ilegal de viviendas era la de tapiar la puerta, pero esto complicaba la entrada a los propietarios de las viviendas. Ahora, han surgido nuevas soluciones anti okupas mucho más eficaces para mantener a raya a los okupas. La ocupación ilegal de viviendas es un problema complejo y controvertido que requiere soluciones específicas y adaptadas a cada situación particular. Algunas de las actuales soluciones para evitar a los okupas son:
  1. Denunciar frente a las     autoridades: Si alguien está ocupando ilegalmente     una propiedad, se puede presentar una denuncia ante la policía o ante los     tribunales. Así, pueden intervenir y desalojar a los okupas si se     determina que han violado la ley.
  1. Mantén todo cerrado: Mantén las puertas y ventanas cerradas y aseguradas en todo     momento. Asegúrate de que las cerraduras y los pestillos estén en buen     estado de funcionamiento y, si es necesario, piensa en la posibilidad de     instalar cámaras de seguridad.
  1. Protege tu vivienda: Existen diversas medidas antiokupas para reforzar la seguridad de     tu casa. Puedes instalar una alarma anti okupas, asegurar ventanas y     balcones con rejas anti okupas. Pero, sin duda, la más efectiva es la de     instalar una puerta antiokupa.
  1. Pide a un vecino que     controle tu casa. Si tienes algún vecino con el     que tengas confianza, siempre puedes pedirle que controle los movimientos     que se producen en torno a la puerta de tu vivienda cuando estés ausente.     Pídele que te avise en caso de que suceda algún movimiento extraño.
  1. Haz como si estuvieras     en casa: Si vas a estar fuera de casa un tiempo,     una buena medida disuasoria es simular que estás dentro de la     vivienda.  Par eso, levanta     persianas de vez en cuando, abre luces, recoge el correo con frecuencia y     mantén las plantas bien cuidadas. Si no puedes hacerlo tú, pídelo que lo     haga a algún familiar que esté cerca o vecino.
Efectividad de las puertas antiokupa frente a la ocupación
Instalar puertas antiokupa es un tipo de medida preventiva que se utiliza para evitar la ocupación ilegal, sobre todo en viviendas vacías. Estas puertas son las más resistentes y las más seguras ahora mismo, mucho más que las puertas convencionales, e incluyen algunas características que las hace especiales. La instalación de las puertas antiokupas puede ir acompañada de otras medidas de seguridad como las cámaras de videovigilancia, alarmas, rejas, etc.
Las puertas antiokupas están fabricadas completamente en acero galvanizado en frío, y sus componentes son cortados con láser para conseguir un ajuste perfecto y quede reducido al máximo las posibles zonas de acceso de la puerta. El primer lugar al que suelen atacar los okupas de una puerta de entrada suele ser el bombín, por eso, en las puertas anti okupas se instala una placa de manganeso junto al bombín (que suele ser de un nivel de muy alta seguridad), lo cual impide la rotura o apertura de este tipo de puertas.
Además, las puertas antiokupas tienen un doble cerco de seguridad que refuerza los anclajes de la cerradura, que a su vez es una cerradura de seguridad. Al mismo tiempo, tienen un escudo macizo que protege su cerradura ante todo tipo de ataques externos, bulones que impiden que la puerta antiokupas pueda ser extraída cortando los pernios, y tornillería de seguridad con cabezales inviolables.
Razones para instalar una puerta antiokupa
Una puerta antiokupa es una medida de seguridad que se utiliza para evitar que personas no autorizadas entren en una propiedad. Las razones por las que merece la pena instalar una puerta antiokupa son:
  1. Protegen la propiedad: Una puerta antiokupa puede evitar que personas no autorizadas     entren en una propiedad, protegiéndola así de daños y robos.
  2. Son más seguras que una     blindada: Aunque pienses que hay puertas fuertes     y con cerraduras confiables, no es así. Las puertas antiokupa están     fabricadas en acero y son las únicas que ofrecen niveles de seguridad     mucho más altos que las blindadas convencionales. Son las puertas de seguridad     más resistentes del mercado. Además, pueden tener un acabado ignífugo y     contar con sistemas efectivos de cierre resistentes a los métodos     utilizados por los delincuentes.
  1. Instalación fácil y     rápida: Es recomendable que cuentes con la ayuda     de un instalador, la obra es pequeña y no dañará la estructura original.     La puerta antiokupa se coloca mediante sistemas de fijación y, en caso de     no necesitarla más, se quita con la misma facilidad.
  1. Cuentan con una     cerradura imposible de forzar: Normalmente, las     cerraduras de estas puertas funcionan con llaves especiales y a las que el     público en general no tiene acceso.
¿Cómo se instala una puerta antiokupa?
La instalación de una puerta antiokupa puede ser una medida de seguridad efectiva para evitar que personas no autorizadas entren en una propiedad y la ocupen ilegalmente. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las leyes y las regulaciones pueden variar según el país y la región. Para instalar una puerta antiokupa, se recomienda buscar siempre a profesionales de la seguridad o cerrajería.
En MSA Puertas de seguridad somos especialistas en puertas antiokupas, evaluamos la propiedad y recomendamos la mejor opción de puerta antiokupa para cada situación particular. En menos de 12 horas instalamos tu puerta anti okupas en tu vivienda.
Si quieres instalar una puerta antiokupa tú mismo, los pasos a seguir son:
  1. Medir el espacio: Toma las medidas del marco de la puerta y asegúrate de que la     puerta antiokupa que hayas elegido sea del tamaño adecuado.
  2. Retirar la puerta     antigua: Quita la puerta anterior y prepara la     abertura del marco para la nueva puerta. Comprueba que el marco esté     nivelado y las jambas estén perpendiculares al suelo.
  1. Colocar la puerta: Coloca la puerta antiokupa en el marco y asegúrate de que esté     nivelada. Si no fuera así, ajusta las bisagras y vuelve a verificar que     esté nivelada.
  1. Fijar la puerta: Usa tornillos para fijar la puerta antiokupa al marco, estos     tienen que estar apretados pero tampoco demasiado porque podrían deformar     la puerta.
  1. Ajusta la puerta: Abre y cierra la puerta varias veces para verificar que está     instalada correctamente.
  1. Instala pestillo y     manija: Este es el último paso que debes dar para     instalar una puerta antiokupa.
Pero, lo mejor es que acudas a profesionales para asegurarte de que está bien instalada y así garantizar su efectividad. En MSA Puertas de Seguridad instalamos puertas antiokupas de alquiler en pocas horas y sin tener que quitar la puerta de entrada. Sin hacer ningún tipo de obras, te instalamos la puerta antiokupas por delante de la puerta de entrada fijándola al marco.
Conclusiones sobre la instalación de las puertas antiokupas
El fenómeno okupa se considera ilegal en la mayoría de los países, ya que viola el derecho a la propiedad privada y puede causar problemas de seguridad y salud pública. En dichos países, entre ellos España, existen leyes para regular el problema de la okupación, puesto que en los últimos años no ha parado de crecer y se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los propietarios.
En MSA Puertas de Seguridad sabemos cómo protegerte de los okupas, fabricamos puertas antiokupas a medida que ofrecen la mejor resistencia a los intentos más sofisticados de apertura. Y si no quieres hacen una gran inversión al comprar una puerta antiokupa, ponemos a tu disposición nuestro servicio de alquiler de puertas antiokupas en Barcelona. Por solo 1,75 € al día lograrás estar tranquilo sabiendo que tu vivienda está protegida con la mejor puerta de seguridad del mercado.
¡Instalar una puerta antiokupa es fácil y rápido!


Regreso al contenido